Grupo Samuel

¿Qué es?

Un espacio donde los chicos de entre 10 y 17 años pueden discernir su vocación, rezar, recibir formación y compartir con otros chicos sobre Jesucristo.

¿En qué consiste?

El Grupo Samuel ofrece acompañamiento al descubrimiento vocacional a chavales de 10 a 17 años con encuentros una vez al mes haciendo una pequeña salida.

Por otro lado, está el Grup d’escolans que tiene una serie de encuentros al año, siendo el más fuerte las convivencias de verano

¿Quieres saber más información?

Contacta con: grupsamuel@seminaribarcelona.cat

Planes de Dios

Mn. Alberto Para se licenció en Derecho en 1998 y ejerció de abogado hasta que ingresó en la Congregación de los Sagrados Corazones, en 2009, donde permaneció hasta 2017. En 2019 recibió la ordenación sacerdotal y actualmente es párroco de las parroquias de San Francisco de Asís y Patriarca Abraham, y director del Secretariado Diocesano de Catequesis de Barcelona. Mn. Alberto, que anima a todos a hacer catequesis —porque la formación «alimenta nuestra vida de fe»—, anima a dar el paso a los jóvenes que estén valorando entrar en el Seminario.

¿Cómo sentiste tu llamada?

Mi camino, como el de todos, no puede resumirse fácilmente. En la adolescencia descubrí la vocación cristiana. Cuando ya tenía la vida encauzada, escuché la llamada a la vida religiosa, como religioso de la Congregación de los Sagrados Corazones, que es donde nació, creció y maduró mi fe. Finalmente, después de hacer los votos perpetuos, de dos años de oración, de acompañamiento espiritual, y de realizar los ejercicios espirituales, finalmente discerní que el Señor me llamaba a la vida sacerdotal diocesana.

¿Eres más feliz que antes?

Yo me he sentido fundamentalmente feliz en todas las etapas de mi vida. Pero si respondes a la llamada del Señor, consigues una paz interior que te hace sentir que has encontrado tu sitio en el mundo. Decir si al Señor implica estar al servicio de la comunidad cristiana. Es mucha responsabilidad, pero cuando alguien que acompañas da un paso más hacia el Señor hace que brote un gran gozo.

¿Qué le dirías a un joven que se esté planteando dar el paso?

Si sientes que el Señor te invita a dar un paso más, cuida tu oración empapada de la Palabra la de Dios, y compártelo con alguien que tenga más experiencia de fe que tú. Descubrir tu vocación permitirá tener claro el sentido de tu vida. San Agustín, en sus Confesiones, te diría «Nos hiciste, Señor para ti, y nuestro corazón está inquieto, hasta que descanse en ti» (l, 1, 1).

Òscar Bardají i Martín

Los inicios. Carta del Cardenal

Hace poco, nuestro cardenal Juan José Omella, nos encomendó una misión concreta, siguiendo el deseo y mandamiento del Señor.

Mn. Jordi, subdirector de Juventod, fue nombrado también director del Secretariado de Vocaciones, con la misión deayudar a cada uno a descubrir su vocación, ya sea una vida dedicada al amor familiar, una vida dedicada a los carismas y bellezas de la vida consagrada o una vida dedicada al ministerio y servicio sacerdotal.

«Para llevar a cabo su voluntad y cumplir con nuestra misión, necesitamos corazones generosos que lo den todo por el Reino y por amor a Cristo y a los hermanos»

Esto lo hacemos promoviendo la oración y la cultura vocacional; ofreciendo atención personalizada, organizando encuentros de discernimiento y facilitando recursos de temática vocacional, y para llevar a cabo su voluntad y cumplir con nuestra misión, necesitamos corazones generosos que lo den todo por el Reino y por amor a Cristo y a los hermanos.

Sígueme. Un retiro de discernimiento vocacoinal para chicos.

Finalmente, queríamos pediros también oraciones, por todos los jóvenes que participarán en el retiro vocacional para chicos, predicado por el Obispo David Abadias, que tendrá lugar el fin de semana del 9 al 11 de febrero, en el Santuario de Lord.

¿Quieres unirte a la red de oración por las vocaciones?

Una red de personas rezando durante 24h al día para pedir al Señor vocaciones para nuestra archidiócesis. ¡Inscríbete! Esta red está promovida por el cardenal Juan José Omella, Arzobispo de Barcelona.

«Rogad, pues, al Señor de la mies que envíe más trabajadores a su mies» (Mt 9, 38). Porque es Jesús mismo quien nos lo pide. La red es una oportunidad para llevarlo a cabo.

¡La vocación es hoy! ¡La misión cristiana es para el presente! Y cada uno de nosotros está llamado —a la vida laical, en el matrimonio; a la sacerdotal, en el ministerio ordenado, o a la de especial consagración— a convertirse en testigo del Señor, aquí y ahora.

La verdadera felicidad

La alegría de ser sacerdote

Mn. Josep Vives lleva más de 40 años al servicio de la catedral de Barcelona, de la cual es canónigo y arcipreste–responsable del culto y la pastoral-. En todo este tiempo, lo que le hace más feliz es “poder estar al servicio de Jesucristo y, con Él, al servicio de las personas que acuden a la Catedral”. “Me hace feliz que todo el mundo se sienta acogido y amado–añade-. Y en la atención pastoral, escuchar y ayudar; también celebrar la fe, principalmente la Eucaristía, con los hermanos canónigos y los fieles venidos de todo la Archidiócesis y otros lugares”

“Me hace feliz que todo el mundo se sienta acogido y amado»

¿Por qué se hizo sacerdote?


Cada vocación al sacerdocio tiene una historia personal. En mi caso, ya de muy pequeño, decía que quería ser sacerdote. Este deseo venía, con seguridad, de Dios mismo, sin que yo me diera cuenta. Me ayudó mucho a descubrirlo el hecho de tener unos padres y una familia muy cristiana. Recuerdo, por ejemplo, que cada domingo íbamos todos juntos a la misa de la parroquia. Y cada día, al atardecer, rezábamos juntos el rosario.

¿Cómo se puede ayudar a hacer despertar una vocación?

Dios se vale de muchas maneras. Una de muy importante es el atractivo que tiene el testimonio de una vida auténticamente sacerdotal, vivida con humildad y sencillez, irradiando la alegría de ser sacerdote. Se puede ayudar, también, invitando los jóvenes a hacerse esta pregunta: ¿Jesús, que quieres de mí? Y todavía, preguntando directamente a un joven o a un chico: ¿No has pensado nunca si Dios te llama al sacerdocio?

¿Para ser un buen presbítero hay que vivir y disfrutar la liturgia?

Sabemos que la liturgia es la cima y la fuente de la vida de la Iglesia. Doy gracias a Dios porque muchas veces he tenido el gozo de acompañar los seminaristas para preparar con ellos diversas celebraciones en nuestra Catedral, particularmente el Triduo Pascual. Siempre hemos ensayado con ilusión, conscientes del don que en cada celebración Cristo nos ofrece de encontrarnos con Él y de implicarnos con Él.

Òscar Bardají i Martín

Vigilia de oración por las vocaciones

Invitamos a todos los jóvenes de la diócesis a unirse a la tradicional vigilia de oración por las vocaciones al seminario. Este año estamos preparando un encuentro muy especial. ¡Tendremos adoración, frankfurts y concierto!

Este año estamos preparando un encuentro muy especial ¡Tendremos adoración, frankfurts y concierto!

Cuenta Regresiva

Cuenta atrás…

Retiro “Sígueme”

¿Cuántas veces te has parado a pensar en el sentido de tu vida?

SÍGUEME, un retiro de discernimiento vocacional para chicos.

Dos días para conocer y profundizar en la espiritualidad sacerdotal. ¡Invita a alguien que le pueda interesar!

1.

Fechas

9-11 de febrero

2.

Ubicación

Santuario de Lord

web
3.

Precio

El precio del retiro es de 60€ (transporte no incluido). Becas disponibles.

No hay mayor gozo que arriesgar la vida por el Señor. En particular a vosotros, jóvenes, me gustaría deciros: No seáis sordos a la llamada del Señor. Si él os llama por este camino no recojáis los remos en la barca y confiad en él. No os dejéis contagiar por el miedo, que nos paraliza ante las altas cumbres que el Señor nos propone. Recordad siempre que, a los que dejan las redes y la barca para seguir al Señor, él les promete la alegría de una vida nueva, que llena el corazón y anima el camino.

Los cristianos estamos llamados a tener una relación personal con Dios y es natural que en algún momento te surja, te hagas o te hagan la pregunta de si Dios te llama al sacerdocio. Este retiro es un buen momento para empezar a plantearte qué quiere Dios de ti.